Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 febrero 2016 3 03 /02 /febrero /2016 21:55

1 De David. Poema. ¡Dichoso el que es perdonado de su culpa, y le queda cubierto su pecado!
2 Dichoso el hombre a quien Yahveh no le cuenta el delito, y en cuyo espíritu no hay fraude.
5 Mi pecado te reconocí, y no oculté mi culpa; dije: «Me confesaré a Yahveh de mis rebeldías.» Y tú absolviste mi culpa, perdonaste mi pecado.
6 Por eso te suplica todo el que te ama en la hora de la angustia. Y aunque las muchas aguas se desborden, no le alcanzarán.
7 Tú eres un cobijo para mí, de la angustia me guardas, estás en torno a mí para salvarme.

Mi comentario:

Nadie es perfecto; hasta el Papa se confiesa. Debemos confesarnos con frecuencia. Quien ama es más fino en darse cuenta de sus ofensas, faltas, omisiones, etc., y estar dolido por al falta cometida es el primer paso para lograr el perdón. Reconocido el pecado, debemos confesarnos lo más pronto posible y pedir perdón. Luego está el propósito de enmienda, que en muchos casos implica reparar el mal hecho o la falta por omisión, y por último, comprometernos a no pecar nunca más. El objetivo es volver a estar en gracia de Dios, es decir en amistad con Dios, en amor con Dios. El que quiere esta relación con Dios, debe tratar de no fallarle (pecar) y pedirle perdón lo más pronto posible si le falla.

Compartir este post

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos Buenos para chicos
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de José Calderón
  • : Este blog presenta hechos actuales a favor y en contra de la vida (aborto, eutanasia, etc.), además noticias a favor y en contra de la fe cristiana y de la iglesia católica, también noticias de las contribuciones actuales de la iglesia católica a la humanidad, y por último artículos pequeños sobre temas de formación para cristianos jóvenes y adultos.
  • Contacto

Pages

Enlaces