Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 agosto 2014 3 20 /08 /agosto /2014 15:04

18.08.14, por

Ayuda a cristianos

Un llamado de auxilio, una exhortación a no ser indiferentes y tomar conciencia de lo que ocurre en Irak y en Siria. “¡Señor, socórreme!”, es el grito que exclaman los miles de cristianos perseguidos por su fe en estos países y que el Papa Francisco expresó este domingo en Corea del Sur al referirse a los 124 mártires que beatificó el sábado, cristianos que prefirieron entregar su vida en medio de la persecución.

“Es el grito de tantas personas en nuestras ciudades anónimas, de muchos de nuestros contemporáneos y de todos los mártires que aún hoy sufren persecución y muerte en el nombre de Jesús: ‘Señor, socórreme’”, nos dijo Francisco, que no se cansa de exhortarnos a los fieles comunes y a aquellos que tienen poder para que hagamos algo por estos hermanos y hermanas que lo perdieron todo en manos del extremista Estado Islámico, que huyeron de Mosul, de Qaraqosh y de otras ciudades para buscar refugio en Erbil y en otros lugares de Irak y Siria, cruzando el desierto para vivir en carpas, iglesias, escuelas y en casas ajenas para evitar ser aniquilados, para que sus cuerpos no sean mutilados, para que sus cabezas no sean colgadas como trofeos de guerra.

Sí, porque eso es lo que está sucediendo en Medio Oriente, donde la barbarie se ha instalado para arrasar con todo lo que intente resistirse a su paso.

“Cuando les dije que jamás lo haría (convertirme al Islam), me arrancaron un ojo con un cuchillo”, relató Mujlis Yusef Yajub, un cristiano de 35 años que trabajaba como cuidador de una iglesia del pueblo iraquí de Bartella. También lo amenazaron con matar a su esposa y a sus hijas si no renunciaba a su fe. Finalmente, luego de golpearlo y dejarlo sangrando en un edificio antiguo, uno de los comandantes le dio un poco de dinero para que se fuera. Ahora está refugiado en Erbil.

Pero este es uno de los miles de relatos que siguen llegando a través de la prensa internacional. Uno más trágico que el otro, uno más doloroso que el otro. “Se me parte el corazón cuando pienso en los niños de Irak”, fueron las palabras del Papa hace tres días a través del Twitter. Niños cristianos y de otras minorías, muchos que ya perdieron a sus padres y que en su pequeñez no comprenden por qué les está sucediendo esto. Niños que, como Jesús, tuvieron que dejar sus hogares para no ser asesinados, ayer por Herodes, hoy por los fanáticos yihadistas.

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

Presentación

  • : El blog de José Calderón
  • : Este blog presenta hechos actuales a favor y en contra de la vida (aborto, eutanasia, etc.), además noticias a favor y en contra de la fe cristiana y de la iglesia católica, también noticias de las contribuciones actuales de la iglesia católica a la humanidad, y por último artículos pequeños sobre temas de formación para cristianos jóvenes y adultos.
  • Contacto

Pages

Enlaces