Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 septiembre 2012 3 19 /09 /septiembre /2012 15:46
  • Primera Lectura: I Corintios 12, 31 - 13, 13
    "Quedan la fe, la esperanza, el amor; la más grande es el amor"

Hermanos: Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino excepcional.
Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden.
Ya podría tener el don de profecía y conocer todos los secretos y todo el saber, podría tener fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada.
Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es paciente, afable; no tiene envidia; no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad.
Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites.
El amor no pasa nunca.
¿El don de profecía?, se acabará. ¿El don de lenguas?, enmudecerá. ¿El saber?, se acabará.
Porque limitado es nuestro saber y limitada es nuestra profecía; pero, cuando venga lo perfecto, lo limitado se acabará.
Cuando yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño. Cuando me hice un hombre acabé con las cosas de niño.
Ahora vemos confusamente en un espejo; entonces veremos cara a cara. Mi conocer es por ahora limitado; entonces podré conocer como Dios me conoce.
En una palabra: quedan la fe, la esperanza, el amor: estas tres. La más grande es el amor.

Mi comentario:

Lo más grande es el amor. Debemos amar a Dios sobre todas las cosas y al prójmo como a uno mismo. Debemos hacerlo todo por amor. Debemos hacer el bien, sólo el bien y todo el bien que nos es posible, siempre por amor.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
14 septiembre 2012 5 14 /09 /septiembre /2012 18:01

Evangelio: Juan 3,13-17
"Tiene que ser elevado el Hijo del hombre"

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: "Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen el él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él".

Mi comentario:

Los que creemos que Jesús es el Hijo de Dios y es Dios verdadero, tenemos que creerlo firmemente y vivir de acuerdo a lo indicado por Él, de esta manera podremos llegar al cielo.

Si tenemos parientes o amigos que no creen en Jesús-Dios, debemos tratar de convencerlos y la mejor manera es con nuestro buen ejemplo. Si damos un ejemplo mediocre entonces difícilmente creerán en Jesús.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
31 agosto 2012 5 31 /08 /agosto /2012 17:11
  • Evangelio: Mateo 25, 1-13
    "¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!"

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "El Reino de los cielos se parecerá a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A medianoche se oyó una voz: "¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!" Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: "Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas". Pero las sensatas contestaron: "Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis". Mientras iban a comprarlo llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: "Señor, señor, ábrenos". Pero él respondió: "Os lo aseguro: no os conozco". Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora".

Mi comentario:

Este mensaje es para todos los necios de hoy día; para todos los irresponsables, negligentes, insensibles, etc. Dios espera de nosotros un comportamiento responsable, preocupado, amoroso, sensible, que procure hacer el bien, sólo el bien y todo el bien que nos es posible (como lo hizo Jesús), pero cada uno según su posición (soltero, casado, religioso, civil, militar, padre/madre, hijo/hija, abuelo/nieto, etc.) y según su trabajo (jefe, subordinado, empresario, empleado, autoridad, etc.).

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
31 agosto 2012 5 31 /08 /agosto /2012 17:02
  • Primera Lectura: I Corintios 1, 17-25
    "Predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los hombres, pero para los llamados a Cristo, sabiduría de Dios"

Hermanos: No me envió Cristo a bautizar, sino a anunciar el Evangelio, y no con sabiduría de palabras, para no hacer ineficaz la cruz de Cristo.
El mensaje de la cruz es necedad para los que están en vías de perdición; pero para los que están en vías de salvación-para nosotros- es fuerza de Dios.
Dice la Escritura: "Destruiré la sabiduría de los sabios, frustraré la sagacidad de los sagaces." ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el sofista de nuestros tiempos? ¿No ha convertido Dios en necedad la sabiduría del mundo?
Y como, en la sabiduría de Dios, el mundo no lo conoció por el camino de la sabiduría, quiso Dios valerse de la necedad de la predicación, para salvar a los creyentes.
Porque los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles; pero para los llamados a Cristo -judíos o griegos-, un Mesías que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Pues lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

Mi comentario:

Dios es muchísimo más sabio que todos los hombres juntos y muchísimo más poderoso que todas las naciones juntas. Nosotros no podemos abarcar a Dios con nuestra inteligencia pero conocemos de Él lo suficiente para saber que quiere lo mejor para nosotros y que haciendo su voluntad estamos haciendo lo correcto, el bien, lo justo. No nos dejemos llevar por otras teorías de hombres, por otras propuestas, por otros planes que no sean los de Dios, o que no calcen con los de Dios. Recordemos que el fin no justifica los medios; los medios tienen que ser lícitos y estar acordes con el fin. Siempre debemos ser fieles a Dios y hacerlo todo por amor a Él y al prójimo.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
22 agosto 2012 3 22 /08 /agosto /2012 15:19

Salmo Responsorial: 22
"El Señor es mi pastor, nada me falta."

El Señor es mi pastor, nada me falta: en verdes praderas me hace recostar; me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas.
Me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre. Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan.
Preparas una mesa ante mí, enfrente de mis enemigos; me unges la cabeza con perfume, y mi copa rebosa. 
Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida, y habitaré en la casa del Señor por años sin término.

Mi comentario:

Lo anterior es lo que vive el hombre que ama a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo, y actúa en consecuencia. El que es fiel a Dios, el que es justo, el que además de ser justo es generoso. El que se exige a sí mismo y ofrece a Dios lo mejor de su esfuerzo cada día. Así debemos ser todos y Dios nos bendicirá. Todos nuestros empreños (si buenos para Dios) tendrán éxito y superaremos todos los escollos por la gracia de Dios.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
20 agosto 2012 1 20 /08 /agosto /2012 18:11

Interleccional: Despreciaste a la Roca que te engendró.
Deuteronomio 32
Despreciaste a la Roca que te engendró, y olvidaste al Dios que te dio a luz. Lo vio el Señor, e irritado rechazó a sus hijos e hijas. R.
Pensando: "Les esconderé mi rostro y veré en qué acaban, porque son una generación depravada, unos hijos desleales." R.
"Ellos me han dado celos con un dios ilusorio, me han irritado con ídolos vacíos; pues yo les daré celos con un pueblo ilusorio, los irritaré con una nación fatua." R.

Mi comentario:
Esto nos sucederá si despreciamos a Dios, si vivimos de espaldas a Él, si ponemos nuestras leyes según nuestra conveniencia y no según lo que nos conviene realmente y está previsto por Dios. Si aprobamos el aborto, estamos despreciando a Dios. Si aprobamos las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, estamos despreciando a Dios. Si aprobamos la eutanasia, si quitamos a Dios de los colegios, si retiramos a Dios de los órganos de gobierno, si prohibimos a Dios en los aviones, hoteles y sitios públicos, estamos despreciando a Dios. Si endiozamos los placeres, la riqueza, el éxtio y la felicidad como bienes supremos, estamos dando la espalda a Dios y priorizando el egoísmo. Si hacemos todo esto, Él también nos dará la espalda y nos dejará a nuestra suerte, y nuestra suerte será ir de mal en peor, de no amar a Dios a no amar al prójimo, de no ser generosos a ser egoístas. Terminará primando la intolerancia y la injusticia.    

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
18 agosto 2012 6 18 /08 /agosto /2012 19:05
  • Evangelio: Mateo 19, 13-15
    "No impidáis a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el Reino de los cielos"

En aquel tiempo le presentaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y rezara por ellos, pero los discípulos les regañaban. Jesús dijo: "Dejadlos, no impidáis a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el Reino de los cielos". Les impuso las manos y se marchó de allí.

Mi comentario:

Hay que ser como niños para entrar al cielo, es decir hay que confiar en Dios plenamente, tener mucha fe. También hay que ser fieles a Dios 100%. Hay que esperar, además, lo bueno de los demás, no lo malo. Hay que decir la verdad siempre pero con amor y por el bien de los demás (con prudencia). Ser como niños: sinceros, amables, generosos, con fe, esperanza y caridad.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
18 agosto 2012 6 18 /08 /agosto /2012 19:01
  • Primera Lectura: Ezequiel 18, 1-10. 13b. 30-32
    "Os juzgaré a cada uno según su proceder"

Me vino esta palabra del Señor: "¿Por qué andáis repitiendo este refrán en la tierra de Israel: "Los padres comieron agraces, y los hijos tuvieron dentera"? Por mi vida os juro -oráculo del Señor- que nadie volverá a repetir ese refrán en Israel. Sabedlo: todas las vidas son mías; lo mismo que la vida del padre, es mía la vida del hijo; el que peca es el que morirá.
El hombre que es justo, que observa el derecho y la justicia, que no come en los montes, levantando los ojos a los ídolos de Israel, que no profana a la mujer de su prójimo, ni se llega a la mujer en su regla, que no explota, sino que devuelve la prenda empeñada, que no roba, sino que da su pan al hambriento y viste al desnudo, que no presta con usura ni acumula intereses, que aparta la mano de la iniquidad y juzga imparcialmente los delitos, que camina según mis preceptos y guarda mis mandamientos, cumpliéndolos fielmente: ese hombre es justo, y ciertamente vivirá -oráculo del Señor-.
Si éste engendra un hijo criminal y homicida, que quebranta alguna de estas prohibiciones, ciertamente no vivirá; por haber cometido todas esas abominaciones, morirá ciertamente y será responsable de sus crímenes.
Pues bien, casa de Israel, os juzgaré a cada uno según su proceder -oráculo del Señor-. Arrepentíos y convertíos de vuestros delitos, y no caeréis en pecado. Quitaos de encima los delitos que habéis perpetrado y estrenad un corazón nuevo y un espíritu nuevo; y así no moriréis, casa de Israel. Pues no quiero la muerte de nadie -oráculo del Señor-. ¡Arrepentíos y viviréis!"

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
6 agosto 2012 1 06 /08 /agosto /2012 18:57
  • Segunda Lectura: Efesios 4, 17.20-24
    "Vestíos de la nueva condición humana, creada a imagen de Dios"

Hermanos: Esto es los que digo y aseguro en el Señor: que no andéis ya como los gentiles, que andan en la vaciedad de sus criterios. Vosotros, en cambio, no es así como habéis aprendido a Cristo, si es que es él a quien habéis oído y en él fuisteis adoctrinados, tal como es la verdad en Cristo Jesús; es decir, a abandonar el anterior modo de vivir, el hombre viejo corrompido por deseos seductores, a renovaros en la mente y en el espíritu y a vestiros de la nueva condición humana, creada a imagen de Dios: justicia y santidad verdaderas.

Mi comentario:

Debemos renovarnos en mente y espíritu, y ser como Jesús. Es decir amar al prójimo, hacer el bien, sólo el bien y todo el bien que nos es posible. Amar a Dios y tomar todas nuestras decisiones cara a Dios, no cara a los hombres (es decir tomar todas nuestras decisiones en función de los valores y principios cristianos, y no en función de leyes humanas o criterios personales). Como mínimo ser justos y en lo posible ser generosos. Ser como Jesús que dio todo de sí mismo y exigió poco a los demás. No se pasó la vida criticando a los demás como perfectamente podría haberlo hecho, si no pasó su vida dándonos buen ejemplo. En cualquier actividad que realicemos, debemos buscar la santidad y "ser perfectos como nuestro Padre celestial es perfecto". La forma de vivir la fe católica es la búsqueda constante de la perfección cristiana (con amor y humildad).

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
2 agosto 2012 4 02 /08 /agosto /2012 16:23

Evangelio: Mateo 13, 47-53
"Reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran"

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran.
Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.
¿Entendéis bien todo esto?"
Ellos le contestaron: "Sí."
Él les dijo: "Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo bueno y lo antiguo."
Cuando Jesús acabó estas parábolas, partió de allí.

Mi comentario:

Tener fe no es solamente creer que Dios existe, es eso y también creer que Jesús es hijo de Dios y Dios verdadero, y que habrá un juicio final y, un cielo y un infierno para toda la eternidad. Además, que del juicio final no escapará nadie y allí se hará justicia a todos. Todas las injusticias hechas en la tierra y los pecados de omisión serán condenados allí, pero también serán premiados todos los sacrificios y esfuerzos por ser fieles a Dios y dar frutos por y con su amor.

 

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo

Presentación

  • : El blog de José Calderón
  • : Este blog presenta hechos actuales a favor y en contra de la vida (aborto, eutanasia, etc.), además noticias a favor y en contra de la fe cristiana y de la iglesia católica, también noticias de las contribuciones actuales de la iglesia católica a la humanidad, y por último artículos pequeños sobre temas de formación para cristianos jóvenes y adultos.
  • Contacto

Pages

Enlaces