Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
25 febrero 2016 4 25 /02 /febrero /2016 16:14

LONDRES, 24 Feb. 16 / 02:35 am (ACI).- El Papa Francisco bendijo un interesante proyecto de la diócesis de Salford (en Inglaterra) con motivo del Año Santo: el “Bus de la misericordia”.

“El Bus de la Misericordia es un medio para llegar a las personas que no tienen contacto con la Iglesia. Nosotros iremos a ellos en vez que ellos esperen venir a nosotros”, expresó al respecto Mons. John Arnold, Obispo de Salford.

El proyecto surgió como respuesta al anuncio del Año Santo, que empezó el pasado 8 de diciembre y que está dedicado a mostrar la misericordia de Dios.

Así, un bus de dos pisos fue adaptado para que los sacerdotes puedan confesar o conversar con los que se acerquen. También se tocará música en vivo y un grupo de voluntarios distribuirán volantes e invitarán a la gente a subir.

Este bus fue bendecido por Mons. Arnold y estará en movimiento todos los sábados hasta laPascua a partir de las 11 a.m. hasta las 4 p.m. Su ruta atravesará las calles de Greater Manchester y Lancashire y se detendrá en centros comerciales, escuelas y cárceles.

Los sacerdotes que administrarán los ministerios en el bus son el P. Michael Cooke, el P. Duncan McVicar y el P. Mulgrew. Este último afirma que están “siguiendo el ejemplo de Jesús que habló en las sinagogas y que llevó el Evangelio a las calles, a lo alto de las colinas y las cenas realizadas en casas”.

“El Papa Francisco nos inspiró. Cuando era Cardenal en Argentina, celebraba Misas al aire libre en las zonas más pobres del país. El hecho de que se acercara todos los días a la gente mientras va al trabajo o lleva a sus hijos al colegio, es un testimonio del amor y de la compasión de Dios. También es un importante compromiso con la evangelización y queremos lograr lo mismo con el bus”, comentó el sacerdote.

El P. Mulgrew fue quien llevó el proyecto hasta el Vaticano para conseguir la bendición del Santo Padre.

Repost 0
Published by María Ximena Rondón - en Buenos
Comenta este artículo
25 febrero 2016 4 25 /02 /febrero /2016 15:56

VATICANO, 25 Feb. 16 / 08:39 am (ACI).- Pese a tener una “leve indisposición”, el Papa Francisco presidió esta mañana la Misa en la capilla de la Casa Santa Marta y reflexionó sobre el pasaje bíblico del hombre rico que banqueteaba todos los días y el pobre Lázaro que, cubierto de llagas, esperaba a su puerta.

Este texto, señala el Papa, permite que al leerlo uno se pregunte “si yo soy un cristiano en el camino de la mentira, solamente del ‘decir’, o soy un cristiano en el camino de la vida, es decir, de las obras, del hacer”.

“¿Yo estoy en el camino de la vida o en el camino de la mentira? ¿Cuántas cerrazones tengo en mi corazón todavía? ¿Dónde está mi alegría: en el hacer o en el decir? ¿En el salir de mí mismo para ir al encuentro de los demás, para ayudar? ¡Las obras de misericordia, eh! ¿O mi alegría es tener todo arreglado, encerrado en mí mismo?”, cuestionó el Santo Padre.

El hombre rico, explicó el Papa, “era un hombre cerrado, encerrado en su pequeño mundo –el mundo de los banquetes, de los vestidos, de la vanidad, de los amigos– un hombre encerrado, precisamente en una burbuja, allí, de vanidad”.

No tenía capacidad de mirar más allá, solamente a su propio mundo. Y este hombre no se daba cuenta de lo que sucedía fuera de su mundo cerrado. No pensaba, por ejemplo, en las necesidades de tanta gente o a la necesidad de compañía de los enfermos, solamente pensaba en él, en sus riquezas, en su buena vida”.

Era un “religioso aparente, no conocía alguna periferia, estaba completamente cerrado en sí mismo. Precisamente la periferia, que estaba cerca de la puerta de su casa, no la conocía”.

El rico, dice Francisco según señala Radio Vaticano, recorría “el camino de la mentira, porque se confiaba solamente de sí mismo, de sus cosas, no se confiaba de Dios”.

El Pontífice explicó que el rico del Evangelio es “un hombre que no ha dejado herencia, no ha dejado vida, porque solamente estaba cerrado en sí mismo”. Es curioso que “había perdido el nombre. El Evangelio no dice cómo se llamaba, solamente dice que era un hombre rico, y cuando tu nombre es solamente un adjetivo es porque has perdido, has perdido sustancia, has perdido fuerza”.

“Este es rico, este es potente, este puede hacer de todo, este es un sacerdote en carrera, un obispo en carrera… Cuántas veces a nosotros nos sale nombrar a la gente con adjetivos, no con nombres, porque no tienen sustancia”.

El Papa se preguntó luego: “¿Dios que es Padre, no tuvo misericordia de este hombre? ¿No ha llamado a su corazón para moverlo? Pero sí, estaba en la puerta, estaba en la puerta en la persona de aquel Lázaro, que sí tenía nombre. Y aquel Lázaro con sus necesidades y sus miserias, sus enfermedades, era precisamente el Señor que llamaba a la puerta para que este hombre abriera su corazón y la misericordia pudiera entrar. Pero no, él no veía, solamente estaba cerrado: para él, más allá de la puerta, no había nada”.

Para concluir, el Santo Padre alentó a pedir “al Señor, mientras pensamos esto, sobre nuestra vida, la gracia de ver siempre a los ‘Lázaros’ que están en nuestra puerta, los ‘Lazaros’ que llaman al corazón, y salir de nosotros mismos con generosidad, con actitud de misericordia, para que la misericordia de Dios pueda entrar en nuestro corazón”.

El Evangelio del día:

Lucas 16:19-31

19 «Era un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y celebraba todos los días espléndidas fiestas.

20 Y uno pobre, llamado Lázaro, que, echado junto a su portal, cubierto de llagas,

21 deseaba hartarse de lo que caía de la mesa del rico... pero hasta los perros venían y le lamían las llagas.

22 Sucedió, pues, que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Murió también el rico y fue sepultado.

23 «Estando en el Hades entre tormentos, levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

24 Y, gritando, dijo: "Padre Abraham, ten compasión de mí y envía a Lázaro a que moje en agua la punta de su dedo y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en esta llama."

25 Pero Abraham le dijo: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes durante tu vida y Lázaro, al contrario, sus males; ahora, pues, él es aquí consolado y tú atormentado.

26 Y además, entre nosotros y vosotros se interpone un gran abismo, de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan; ni de ahí puedan pasar donde nosotros."

27 «Replicó: "Con todo, te ruego, padre, que le envíes a la casa de mi padre,

28 porque tengo cinco hermanos, para que les dé testimonio, y no vengan también ellos a este lugar de tormento."

29 Díjole Abraham: "Tienen a Moisés y a los profetas; que les oigan."

30 El dijo: "No, padre Abraham; sino que si alguno de entre los muertos va donde ellos, se convertirán."

31 Le contestó: "Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán, aunque un muerto resucite."»

Repost 0
24 febrero 2016 3 24 /02 /febrero /2016 22:32

VATICANO, 24 Feb. 16 / 05:01 am (ACI).- El Papa Francisco habló de nuevo esta mañana en el Vaticano de la misericordia con motivo del Año Santo y pidió: “¡Abre tu corazón a la misericordia!” porque “la misericordia divina es más fuerte que el pecado de los hombres!”.

El Obispo de Roma aseguró que “la misericordia enseña también en este caso la vía maestra que se debe seguir” y subrayó que “la misericordia puede curar las heridas y puede cambiar la historia”.

De nuevo, la catequesis de la Audiencia General de este miércoles estuvo dedicado a la misericordia y aseguró que el poder de Jesús es totalmente distinto al de los poderosos de hoy en día. “Si se pierde la dimensión de servicio, el poder se transforma en arrogancia y se convierte en dominio y profanación”, manifestó Francisco.

“Jesucristo es el verdadero rey, pero su poder es completamente distinto. Su trono es la cruz. Él no es un rey que asesina, al contrario, da la vida. Su ir hacia todos, sobre todo hacia los más débiles, derrota la soledad y el destino de muerte al que conduce el pecado”.

“Jesucristo con su cercanía y ternura lleva a los pecadores al espacio de la gracia y del perdón”, añadió.

Francisco comenzó hablando de cómo en la Escritura se habla de “los potentes, los reyes, los hombres que están ‘en lo alto’ y de su arrogancia y sus abusos”.

“La riqueza y el poder son realidades que pueden ser buenas y útiles al bien común, si se ponen al servicio de los pobres y de todos, con justicia y caridad”, explicó.

Sin embargo, “como sucede demasiado a menudo, son vividas como privilegio, conegoísmo y prepotencia, y se transforman en instrumentos de corrupción y de muerte”, aseguró.

A continuación, recordó el Primer Libro de los Reyes, en la Biblia, en el que se habla de la “Viña de Nabot”. Aquí se cuenta que Ajab, rey de Israel, quiere comprar la viña de un hombre llamado Nabot, porque esta viña está junto al palacio real. “La propuesta parece legítima, además de generosa, pero en Israel las propiedades terrenas eran consideradas inalienables”.

“La tierra es sagrada porque es un don del Señor, que como tal es cuidada y conservada, en cuanto signo de la bendición divina que pasa de generación en generación y garantía de dignidad para todos”. Por esto, Nabot le da una negativa al rey y éste se siente ofendido.

Es el momento en el que su mujer, “una reina pagana que había incrementado los cultos idolátricos y hacía asesinar a los profetas del Señor, decide intervenir”.

“Ella pone el acento sobre el prestigio y sobre el poder del rey, que, según su modo de ver, es puesto en discusión al rechazo de Nabot”. Se trata de “un poder que ella considera absoluto y por el cual cada deseo, por el rey potente, es una orden”.

En este episodio de la Biblia ocurre así puesto que la mujer del rey decide eliminar a Nabot, quien es asesinado.

“Esta no es una historia de otros tiempos, es una historia actual, de los poderosos que para tener más dinero explotan a los pobres, a la gente; la historia de la trata de personas, del trabajo esclavo, de la gente pobre que trabaja en negro con lo mínimo, es la historia de los políticos corruptos que quiere siempre más y más y más”.

Francisco aseguró que es aquí donde se observa adónde lleva “ejercer una autoridad sin respeto por la vida, sin justicia, sin misericordia”, así como “la sed de poder”.

El Santo Padre puso otro ejemplo que refleja bien esta realidad y se encuentra en el Libro del Profeta Isaías: “¡Ay de los que acumulan una casa tras otra y anexionan un campo a otro, hasta no dejar más espacio y habitar ustedes solos en medio del país!”. “¡Y el profeta Isaías no era comunista!”, exclamó el Papa.

Dios es más grande que la maldad de los malvados y de los juegos sucios hechos por los seres humanos” y “en su misericordia envía al profeta Elías para ayudar a Ajab a convertirse”.

“Dios ha visto este crimen, pero llama al corazón de Ajab” y “el rey, ante su pecado, entiende, se humilla y pide perdón”, explicó el Pontífice.

“Qué bonito sería que los poderosos explotadores de hoy hicieran lo mismo. El Señor acepta su arrepentimiento; sin embargo, un inocente había sido asesinado, y la culpa cometida tendrá inevitables consecuencias. El mal cometido en efecto deja sus huellas dolorosas y la historia de los hombres lleva las heridas”.

Repost 0
Published by Álvaro de Juana - en Buenos
Comenta este artículo
23 febrero 2016 2 23 /02 /febrero /2016 22:12

LIMA, 22 Feb. 16 / 11:34 am (ACI).- El 21 de febrero de 2001 San Juan Pablo II creó 43 nuevos cardenales para la Iglesia. Uno de ellos fue el actual Papa Francisco y dentro del grupo estuvo otro latinoamericano, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani.

La nota del Arzobispado de Lima resalta que el Cardenal Cipriani colabora en el gobierno de la Iglesia Universal como miembro del Consejo deCardenales para el estudio de los problemas organizativos y económicos de la Santa Sede; la Congregación de Culto Divino y Disciplina de losSacramentos, la Congregación para la Causa de los Santos; la Pontificia Comisión para América Latina; y consultor de la Congregación para el Clero.

El Papa Francisco lo ha nombrado como parte del Consejo Económico que colabora con el Papa para la reforma del Vaticano.

Para el reconocido periodista peruano, Arturo Salazar Larraín, la figura del Cardenal ha sido importante en estos tiempos donde se necesitan decir las cosas con claridad ante la presencia de nuevas ideologías que van contra la familia y la vida.

Raúl Vargas, director de Radio Programas del Perú, dijo del Cardenal que “tiene un carácter para decir las cosas con claridad es una persona que no oculta su punto de vista y lucha por tener una Iglesia viva, que esté presente en el hoy y el ahora”.

El ex Vicepresidente del Perú, Vice Almirante Luis Giampietri, resaltó la labor que realizó el entonces Arzobispo de Ayacucho en las zonas andinas en la época de terrorismo.

“Hizo una labor impresionante en Ayacucho, en una época muy difícil donde necesitaba tener mucho coraje para sacar el pecho como él lo saco, nunca perdió su espíritu, era un hombre fácil de atender y fácil de llegar”, afirmó

Otro de los momentos que marcaron la vida de los peruanos es la misión que tuvo el entonces Arzobispo de Ayacucho cuando los terroristas del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) tomaron la casa del embajador de Japón y secuestraron a personalidades y políticos importantes de ambos países.

Uno de los rehenes fue el entonces Canciller, Francisco Tudela, quien afirma al respeto que tiene “enorme aprecio y admiración por el cardenal Cipriani por haberlo visto luchar en su misión pastoral no solo por llevar vidas, sino también intentando salvar almas en el proceso”.

Repost 0
Published by ACI - en Buenos
Comenta este artículo
23 febrero 2016 2 23 /02 /febrero /2016 22:07

ROMA, 22 Feb. 16 / 06:02 pm (ACI).- Cerca de 41 exorcistas italianos junto con cuatro obispos se reunieron en la ciudad de Poggio San Francesco, en Sicilia (Italia), para el 12° encuentro formativo de exorcistas, organizado por el Centro regional “Juan Pablo II” de la Conferencia Episcopal Siciliana.

Los exorcistas explican que son diversas las causas por las que una persona puede tener problemas relacionados al demonio, que suele actuar cuando “se le deja una puerta abierta”.

El diario de los obispos italianos Avvenire informa al respecto que algunas formas en las que el demonio ingresa en la vida de las personas pueden ser una maldición, algunas heridas de la infancia, la falta del perdón y la recaída en pecados graves como el aborto y el adulterio.

Los exorcistas italianos reunidos en Sicilia explican que cuentan cada vez más con el apoyo de los fieles que se reúnen semanalmente para orar por aquellas personas que están luchando por salir de una posesión.

Así, en la parroquia Santa María de los Ángeles y en la parroquia Santo Tomás se reúne un grupo de aproximadamente 700 a 1600 personas para orar por las personas que son perturbadas por el maligno y junto con los exorcistas los ayudan a crecer espiritualmente, a sanarse y acercarse con mayor frecuencia a los sacramentos.

El P. Benigno Palilla, consejero de la Asociación internacional de Exorcistas y responsable del centro de formación regional “Juan Pablo II”, comentó que “el año pasado fueron liberadas 32 personas en Palermo, pero hubo cerca de 1600 hombres y mujeres que asistieron a los centros de escucha que hemos instituido con un equipos de 25 laicos”.

El sacerdote explicó que este grupo de personas -en el que también hay algunas que no necesariamente tienen problemas directos con el maligno- “tienen necesidad de ayuda” y participan en las oraciones comunitarias de sanación y liberación donde la consigna principal es “Dios te ama”.

Repost 0
Published by ACI - en Buenos
Comenta este artículo
18 febrero 2016 4 18 /02 /febrero /2016 21:41

7 «Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá.
8 Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al llama, se le abrirá.
9 ¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le dé una piedra;
10 o si le pide un pez, le dé una culebra?
11 Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan!
12 «Por tanto, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas.

Mi comentario:

La interpretación típica de esta lectura es que pidamos a Dios con fe, pero ahora deseo interpretarla como que pidamos a los hombres, busquemos en la tierra, llamemos, y recibiremos, hallaremos y se nos abrirá en la tierra (porque hay gente buena que nos ayudará). Pero también debemos ser gente buena que da a los que piden, abre a los que llaman y procura hacer a los demás lo que deseamos hagan a nosotros.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
17 febrero 2016 3 17 /02 /febrero /2016 22:41

29 Habiéndose reunido la gente, comenzó a decir: «Esta generación es una generación malvada; pide una señal, y no se le dará otra señal que la señal de Jonás.
30 Porque, así como Jonás fue señal para los ninivitas, así lo será el Hijo del hombre para esta generación.
31 La reina del Mediodía se levantará en el Juicio con los hombres de esta generación y los condenará: porque ella vino de los confines de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay algo más que Salomón.
32 Los ninivitas se levantarán en el Juicio con esta generación y la condenarán; porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay algo más que Jonás.

Mi comentario:

A nosotros, a nuestra generaciòn, ¿còmo nos juzgarà Dios? Nosotros hemos recibido el don de la fe, las enseñanzas de la Biblia, el ejemplo de muchos santos y del Papa.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
17 febrero 2016 3 17 /02 /febrero /2016 22:04

A continuaciòn les brindo mi interpretaciòn del PADRE NUESTRO:

1. PADRE NUESTRO: que consideremos a Dios como nuestro padre (padre comùn de todos) y que consideremos a todos como hermanos, querièndolos y tratàndolos como hermanos.

2. QUE ESTÀS EN EL CIELO: que amemos a Dios sobre todas las cosas ponièndolo en primer lugar en nuestro corazòn, en nuestros deseos, en nuestros anhelos, en nuestros planes, en nuestros actos.

3. SANTIFICADO SEA TU NOMBRE: que honremos a Dios con todos nuestros pensamientos, palabras y obras (con todos nuestros actos y rechazos a los pecados).

4. VENGA A NOSOTROS TU REINO: roguemos que su reino de amor llegue a todos nosotros y hagamos apostolado para difundir su reino a otros, a los que no lo conocen, a los que dudan. Y apoyar a la Iglesia Catòlica para que llegue a todos los confines de la tierra.

5. HÀGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO: hagamos todos Su voluntad hasta en el màs pequeño detalle, siempre y con mucho amor.

6. DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÌA: pidamos que no nos falte el alimento necesario y hagamos lo posible por lograr que lleguen alimentos a los que sufren hambre (no siempre dando el alimento sino ensañando a trabajar -o apoyando los programas que los hacen-).

7. PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIÈN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN: perdonando (nosotros) mucho y no guardando rencor, pero tambièn corrigiendo a quien necesita correcciòn (con prudencia, comprensiòn y amor).

8. NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÒN: roguemos que no nos deje caer en las tentaciones pero asumamos nuestra responsabilidad de formarnos bien, rezar, analizar bien y tomar decisiones correctas (con y por amor a Dios y al pròjimo). Ademàs esforzarnos por no caer en la tentaciòn de la tibieza, de la cobardìa, de la indiferencia, de la comodidad, de la seguridad (de no querer arriesgar nuestra seguridad), de la salud (de dar màs prioridad a nuestra salud que al bien de los demàs).

9. Y LÌBRANOS DEL MAL: pedir a Dios que nos libre del mal del maligno, del mal de apartarnos de Dios, del mal de la desesperanza, de perder la fe, de ser engañados por el diablo, de ser esclavos del mal.

10. AMÈN: asì sea.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
17 febrero 2016 3 17 /02 /febrero /2016 21:34

CIUDAD JUÁREZ, 17 Feb. 16 / 02:17 pm (ACI).- Évila Quintana Molina fue la encargada de dar su testimonio en representación de los presos, hombres y mujeres, del Centro de Readaptación Social (Cereso) número 3 en Ciudad Juárez. Sus palabras emocionaron a todos, también al Papa Francisco y a continuación las reproducimos íntegramente.

Muy buenos días, antes de iniciar mi intervención quiero darle la bienvenida a todos los que hoy nos acompañan en la gran alegría de recibir al Santo Padre.

Santo Padre, Francisco, es para mí un honor ser la voz que representa los miles de hombres y mujeres que nos encontramos tras los muros y rejas de una prisión enfrentando procesos o cumpliendo alguna sentencia que por errores o malas decisiones cometidas en el pasado nos trajeron a este lugar.

Su presencia en este centro es un llamado a la obra de misericordia para los internos de una prisión y sus familias. Es también un llamado para aquellos que se olvidaron de que aquí hay seres humanos pues aunque seamos transgresores de la ley del hombre y pecadores, la mayoría de nosotros tenemos la esperanza de la redención y en algunos casos la voluntad de conseguirla. Y es justo en estos lugares donde se pone a prueba tu fe, la fortaleza de tu espíritu.

Desde este lugar donde no importa quién eres del otro lado de los muros, donde tu compañero de celda se convierte en parte de tu familia, donde compartes la mesa con extraños que se harán parte de tus días y donde todos somos iguales hasta en nuestra vestimenta, así como somos iguales ante los ojos de Dios. Esta experiencia nos va transformando.

Al inicio de este viaje llamado cárcel nos sentimos expuestos, vulnerables, solos, física y emocionalmente, parte de nosotros se ha ido pero será en nuestro interior donde encontremos la fortaleza de como tomar o cómo vivir esta experiencia.

En este mundo gris donde todos los días parecen ser iguales y donde uno no es dueño de su presente por lo tanto nuestros planes sobre nuestro futuro se convierten en inciertos. Sin embargo, sí eres dueño de ti, de tus ganas de sobrellevar la soledad y aventurarte a cambiar el rumbo de tu vida.

Levántate, que tu compañeros sea un libro que te haga viajar a través de sus páginas. Dentro de este centro las actividades religiosas constituyen un elemento primordial en nuestro tratamiento hacia la reinserción y se convierten en el espacio personal y familiar de reflexión y conciencia de la magnitud de nuestros actos. Hoy nos alegramos porque las condiciones actuales de nuestro centro han permitido que tengamos acceso a nuestras actividades religiosas en un ambiente donde no se nos discriminan por ejercerlas y se nos alienta por atenderlas.

Nuestra situación legal nos genera en ocasiones desesperanza y tristeza por eso es comprensible que para nosotros los internos no hay tesoro mas grande que el contacto humano con nuestros seres queridos. Por eso agradecemos el gesto educador y encausador de nuestros instructores, nos podemos preparar, contamos con el tiempo de asistir a clases para no volver a ser víctimas de la ignorancia, tomemos talleres que nos hagan desear superar nuestro pasado y mejorar la manera en que visualizamos nuestro entorno.

Aprendamos un oficio que nos sirva de herramienta para enfrentar la libertad con dignidad. No todo ha terminado aquí, solo es una pausa en nuestras vidas. Es un tiempo de reflexión sobre cómo quieres vivir y cómo anhelas que tus hijos vivan.

Trabajemos en hacer que nuestros hijos e hijas no repitan nuestra historia, en lo personal, la gran bendición de ver crecer a mi hija y verla convertirse en una niña grande, hermosa de cabello largo, con esos ojos enormes que logro ver desde que se abre la puerta de la prisión para darle paso. Su sonrisa y el verla correr a mis brazos, me regresan un poco de vida. Un “te amo mamá” de sus bellos labios me darán la fuerza con la que sobreviviré los siguientes días de la cárcel.

Si la vida y nuestros actos nos pusieron en la oscuridad, tal vez no es para morir en ella, es para que iluminemos con nuestra fe y con nuestras ganas de cambiar, asimismo a muchos de nosotros la Palabra de Dios nos ha llevado a entender que los muros de nuestra cárcel espiritual fueron levantados por nosotros mismos, por nuestros vicios, por nuestras pasiones mal encausadas.

Esta experiencia nos convierte en seres pacientes y perseverantes. Estas dos grandes virtudes nos hacen excepcionales. Vamos a usarlas a nuestro favor, trabajemos en nosotros mismos. Que nuestro futuro se convierta en el proyecto de nuestras vidas. Fortalezcamos nuestro espíritu, que a donde vayamos, llevemos amor, de esta manera llevaremos a Dios, pues Dios es amor.

El día que me dieron mi sentencia alguien me dijo, ya no te preguntes más “¿Por qué estás aquí?” Mejor pregúntate “¿Para qué estás aquí?” Un día me encontraba triste de saberme lejos de casa sin mi hija ni mi familia y en mi interior pensé: “Yo acepto tu voluntad, Señor” y le dije: “Señor, sólo déjame ver que tus planes son mejores que los míos. Y fue justo entonces cuando encontré la respuesta de “¿Para qué estoy aquí?

Santo Padre, el único mérito que tengo para ser yo quien se dirige a Su Santidad es el uniforme que hoy porto como interna. En este centro de reinserción con una población mayor a 3 mil hombres y más de 200 mujeres, estoy segura que su visita será histórica, pues la visita que recibe un preso se convierte en el alimento que nos nutre de fe y esperanza de pronto regresar a casa y reencontrarnos con los nuestros.

Nos sentimos profundamente bendecidos por cobijarnos con su presencia, a nuestro país México, a nuestro Estado Chihuahua y en especial a Ciudad Juárez. Santo Padre, queremos agradecerle el tomarnos en cuenta y traernos la ternura y la caricia de Dios a quienes nos encontramos reunidos. Aquellos quienes clamamos por el perdón de Dios y de la sociedad, porque también somos parte de ella y por supuesto del Pueblo de Dios.

Su Santidad habla nuestro idioma, pertenece a nuestro bello continente, lo que lo hace muy cercano a nosotros y hoy Su Santidad se ha hecho uno de nosotros en la cárcel al hacer propias las palabras de la Sagrada Escritura del apóstol San Pablo a los hebreos que a la letra dice: “Acuérdense de los presos como si estuvieran presos con ellos”.

Gracias por acordarse de nosotros, por su sencillez, por su humildad. Sé que Usted, más que nadie nos entiende. Le pedimos considere en sus oraciones a nuestras familias que son víctimas de agresiones a consecuencia de nuestros actos y por supuesto a las víctimas de nuestros actos, pues todos necesitamos de la presencia de Dios en nuestras vidas para que su misericordia no nos abandone.

Santo Padre, téngalo por seguro que esta tarde en cada uno de nosotros, Usted dejó la semilla de la esperanza sembrada y cuente con las oraciones de todos los presos de la República. Sin más, Santo Padre, solo me queda decirle: “Bendito sean los pies que vienen en el nombre de Dios”.

Repost 0
Published by ACI - en Buenos
Comenta este artículo
17 febrero 2016 3 17 /02 /febrero /2016 21:32

CIUDAD JUÁREZ, 17 Feb. 16 / 02:47 pm (ACI).- El Papa Francisco se encontró con diversos representantes del mundo del trabajo en el Colegio de Bachilleres del estado de Chihuahua. A continuación el texto completo de su discurso:

Queridos hermanos y hermanas

He querido encontrarme con ustedes aquí en esta tierra de Juárez, por la especial relación que esta ciudad tiene con el mundo del trabajo. No sólo les agradezco el saludo de bienvenida y sus testimonios, que han puesto de manifiesto los desvelos, las alegrías y las esperanzas que experimentan en sus vidas, sino que quisiera agradecerles también esta oportunidad de intercambio y de reflexión.

Todo lo que podamos hacer para dialogar, encontrarnos, para buscar mejores alternativas y oportunidad es ya un logro a valorar y resaltar. Hay dos palabras que quiero subrayar: Diálogo y encuentro. No cansarse de dialogar, las guerras se van gestando de a poquitos por la mudez y por los desencuentros.

Obviamente que no alcanza, pero hoy en día no podemos darnos el lujo de cortar toda instancia de encuentro, toda instancia de debate, de confrontación, de búsqueda. Es la única manera que tendremos de poder ir construyendo el mañana, ir tejiendo relaciones sostenibles capaces de generar el andamiaje necesario que, poco a poco, irá reconstruyendo los vínculos sociales tan dañados por la falta de comunicación, tan dañados por la falta de respeto a lo mínimo necesario para una convivencia saludable.

Gracias, y que esta instancia sirva para construir futuro y sea una buena oportunidad de forjar el México que su pueblo y que sus hijos se merecen.

Me gustaría detenerme en este último aspecto. Hoy están aquí diversas organizaciones de trabajadores y representantes de cámaras y gremios empresariales. A primera vista podrían considerarse como antagonistas, pero los une la misma responsabilidad: buscar generar espacios de trabajo digno y verdaderamente útil para la sociedad y especialmente para los jóvenes de esta tierra.

Uno de los flagelos más grandes a los que se ven expuestos los jóvenes es la falta de oportunidades de estudio y de trabajo sostenible y redituable que les permita proyectarse, y esto genera en tantos casos, tantos casos, situaciones de pobreza y marginación. Y esta pobreza y marginación es el mejor caldo de cultivo para que caigan en el círculo del narcotráfico y de la violencia. Es un lujo que hoy no nos podemos dar; no se puede dejar solo y abandonado el presente y el futuro de México.

Y para eso diálogo, confrontación, fuente de trabajo que vaya creando este sendero constructivo. Desgraciadamente, el tiempo que vivimos ha impuesto el paradigma de la utilidad económica como principio de las relaciones personales. La mentalidad reinante en todas partes propugna la mayor cantidad de ganancias posibles, a cualquier tipo de costo y de manera inmediata. No sólo provoca la pérdida de la dimensión ética de las empresas sino que olvida que la mejor inversión que se puede realizar es invertir en la gente, en las personas, en las familias.

La mejor inversión es crear oportunidades. La mentalidad reinante pone el flujo de las personas al servicio del flujo de capitales provocando en muchos casos la explotación de los empleados como si fueran objetos para usar y tirar y descartar (cf. Laudato si’, 123). Dios pedirá cuenta a los esclavistas de nuestros días, y nosotros hemos de hacer todo lo posible para que estas situaciones no se produzcan más. El flujo del capital no puede determinar el flujo y la vida de las personas.

Por eso me gustó ese anhelo que se expresó de diálogo y confrontación. No son pocas las veces que, frente a los planteos de la Doctrina Social de la Iglesia, se salga a cuestionarla diciendo: «Estos pretenden que seamos organizaciones de beneficencia o que transformemos nuestras empresas en instituciones de filantropía». La hemos escuchado esa crítica. La única pretensión que tiene la Doctrina Social de la Iglesia es velar por la integridad de las personas y de las estructuras sociales.

Cada vez que, por diversas razones, ésta se vea amenazada, o reducida a un bien de consumo, la Doctrina Social de la Iglesia será voz profética que nos ayudará a todos a no perdernos en el mar seductor de la ambición. Cada vez que la integridad de una persona es violada, toda la sociedad es la que, en cierta manera, empieza a deteriorarse. Y esto que dice la Doctrina Social de la Iglesia no es en contra de nadie, sino a favor de todos.

Cada sector tiene la obligación de velar por el bien del todo; todos estamos en el mismo barco. Todos tenemos que luchar para que el trabajo sea una instancia de humanización y de futuro; que sea un espacio para construir sociedad y ciudadanía. Esta actitud no sólo genera una mejora inmediata, sino que a la larga va transformándose en una cultura capaz de promover espacios dignos para todos. Esta cultura, nacida muchas veces de tensiones, va gestando un nuevo estilo de relaciones, un nuevo estilo de Nación.

¿Qué mundo queremos dejarles a nuestros hijos? Creo que en esto la gran mayoría podemos coincidir. Este es precisamente nuestro horizonte, esa es nuestra meta y, por ello, hoy tenemos que unirnos y trabajar. Siempre es bueno pensar qué me gustaría dejarles a mis hijos; y también es una buena medida para pensar en los hijos de los demás.

¿Qué quiere dejar México a sus hijos? ¿Quiere dejarles una memoria de explotación, de salarios insuficientes, de acoso laboral o de tráfico de trabajo esclavo? ¿O quiere dejarles la cultura de la memoria de trabajo digno, del techo decoroso y de la tierra para trabajar? Tres T. Trabajo, techo y tierra. ¿En qué cultura queremos ver nacer a los que nos seguirán? ¿Qué atmósfera van a respirar? ¿Un aire viciado por la corrupción, la violencia, la inseguridad y desconfianza o, por el contrario, un aire capaz de generar alternativas, generar renovación o cambio? Generar es ser co-creadores con Dios. Claro, eso cuesta.

Sé que lo que estoy planteando no es fácil, pero sé también que es peor dejar el futuro en manos de la corrupción, del salvajismo y de la falta de equidad. Sé que no es fácil muchas veces armonizar todas las partes en una negociación, pero sé también que es peor, y nos termina haciendo más daño, la carencia de negociación y la falta de valoración.

Otra vez me decía un viejo dirigente obrero: con esto, como él solo, murió con lo que ganaba, nunca se aprovechó. Cada vez que teníamos que sentarnos a una mesa de negociación, yo sabía que tenía que perder algo para que ganáramos todos. linda la filosofía de ese hombre de trabajo, cuando se va a negociar se pierde algo para que ganen todos.

Sé que no es fácil poder congeniar en un mundo cada más competitivo, pero es peor dejar que el mundo competitivo termine determinando el destino de los pueblos, esclavos. El lucro y el capital no son un bien por encima del hombre, están al servicio del bien común. Y, cuando el bien común es forzado para estar al servicio del lucro, y el capital la única ganancia posible, eso tiene un nombre, se llama exclusión y así se va consolidando la cultura del descarte, descartable, excluyente.

Comenzaba agradeciéndoles la oportunidad de estar juntos. Ayer uno de los jóvenes en el estadio de Morelia que dio testimonio dijo que este mundo nos quita la capacidad de soñar y es verdad. A veces nos quita la capacidad de soñar, la capacidad de la gratuidad.

Cuando el chico o la chica le da al papá y a la mamá solamente el fin de semana porque se va a trabajar antes y se vuelve cuando está durmiendo, esa es la cultura del descarte. Quiero invitarlos a soñar en México, donde el papá pueda tener tiempo para jugar con sus hijos, donde la mamá pueda tener tiempo para jugar con sus hijos y eso lo van a lograr dialogando, negociando, perdiendo para que ganen todos.

Los invito a soñar el México que sus hijos se merecen; el México donde no haya personas de primera segunda o de cuarta, sino el México que sabe reconocer en el otro la dignidad de hijo de Dios. Y que la Guadalupana, que se manifestó a San Juan Diego, y reveló cómo los aparentemente dejados de lado eran sus testigos privilegiados, los ayude a todos. Tengan la profesión que tengan, tengan el trabajo que tengan, a todos. En esta tarea de diálogo, confrontación y encuentro. Gracias.

Repost 0
Published by ACI - en Buenos
Comenta este artículo

Presentación

  • : El blog de José Calderón
  • : Este blog presenta hechos actuales a favor y en contra de la vida (aborto, eutanasia, etc.), además noticias a favor y en contra de la fe cristiana y de la iglesia católica, también noticias de las contribuciones actuales de la iglesia católica a la humanidad, y por último artículos pequeños sobre temas de formación para cristianos jóvenes y adultos.
  • Contacto

Pages

Enlaces