Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
10 octubre 2014 5 10 /10 /octubre /2014 15:33

Primera Lectura: Gálatas 3, 7-14
"Son los hombres de fe los que reciben la bendición con Abrahán, el fiel"

Hermanos: Comprended de una vez que hijos de Abrahán son los hombres de fe. Además, la Escritura, previendo que Dios justificaría a los gentiles por la fe, le adelantó a Abrahán la buena noticia: "Por ti serán benditas todas las naciones." Así que son los hombres de fe los que reciben la bendición con Abrahán, el fiel. En cambio, los que se apoyan en la observancia de la ley tienen encima una maldición, porque dice la Escritura: "Maldito el que no cumple todo lo escrito en el libro de la ley." Que en base a la ley nadie se justifica ante Dios es evidente, porque lo que está dicho es que "el justo vivirá por su fe", y la ley no arranca de la fe, sino que "el que la cumple vivirá por ella." Cristo nos rescató de la maldición de la ley, haciéndose por nosotros un maldito, porque dice la Escritura: "Maldito todo el que cuelga de un árbol." Esto sucedió para que, por medio de Jesucristo, la bendición de Abrahán alcanzase a los gentiles, y por la fe recibiéramos el Espíritu prometido.

Mi comentario:

Sólo cumplir leyes, aunque seamos muy cumplidores, no es suficiente. Hay que tener fe en Dios, y por la fe amar a Dios, y por amor a Dios amar al prójimo, y por amor al prójimo cumplir la ley de Dios y las leyes humanas justas.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
10 octubre 2014 5 10 /10 /octubre /2014 15:17

VATICANO, 09 Oct. 14 / 03:35 pm (ACI/EWTN Noticias).- Cada vez que pedimos algo en oración, Dios nos da como “plus” el don del Espíritu Santo, afirmó este jueves el Papa Francisco durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, desde donde exhortó a los fieles a no cansarse de pedir, buscar y llamar al corazón del Señor, porque su misericordia no es solo perdonar, sino dar con generosidad.

Así lo expresó el Papa al comentar el Evangelio del día, sobre la parábola de un hombre que tras tanto insistir obtiene de un amigo lo que pide.

“Esto me ha hecho pensar: es propio de la misericordia de Dios no sólo perdonar – eso todos lo sabemos – sino ser generoso y dar más, más… Hemos pedido: ‘Y añade lo que la oración no osa esperar’. Nosotros quizá en la oración pedimos esto y esto, y ¡Él nos da más, siempre! ¡Siempre, cada vez más!”, aseguró el Pontífice.

Francisco subrayó que en el Evangelio hay “tres palabras claves”: “el amigo, el Padre y el don”. Jesús “muestra a los discípulos lo que es la oración. Es como un hombre que va a medianoche a lo de un amigo para pedirle algo”.

El Papa dijo que en la vida “hay amigos que son de oro”, que verdaderamente dan todo; mientras “hay otros más o menos buenos”. “La Biblia nos dice ‘uno, dos o tres… ¡no más!’. Después, los demás son amigos, pero no como éstos”. E incluso si somos molestos y entrometidos “la relación de amistad hace que nos sea dado lo que nosotros pedimos”, señaló

Sin embargo, “Jesús da un paso hacia adelante y habla del Padre: ‘¿Qué padre entre ustedes, si un hijo le pide un pescado, le dará una serpiente en lugar del pescado? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?’… ‘Si ustedes entonces que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo!’”.

Por tanto “no sólo el amigo que nos acompaña en el camino de la vida nos ayuda y nos da lo que pedimos: también el Padre del cielo” que “nos ama tanto y del cual Jesús ha dicho que se preocupa por dar de comer a los pájaros del campo. Jesús quiere despertar la confianza en la oración”.

Cristo dice: “Pidan y les será dado, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá. Porque quien pide recibe, quien busca encuentra, y a quien llama le será abierto”. “Ésta es la oración: pedir, buscar y llamar al corazón de Dios”. Y el Padre “dará el Espíritu Santo a los que le piden”:

“Éste es el don, éste es el plus de Dios. Dios jamás te da un regalo, una cosa que le pides así, sin envolverlo bien, sin algo más que lo haga más bello. Y lo que el Señor, el Padre nos da de más es el Espíritu: el verdadero don del Padre es lo que la oración no osa esperar. ‘Yo pido esta gracia; pido esto, llamo y rezo tanto… Sólo espero que me dé esto. Y Él que es Padre, me da aquello y además: el don, el Espíritu Santo”.

“La oración se hace con el amigo, que es el compañero de camino de la vida, se hace con el Padre y se hace en el Espíritu Santo”, explicó el Papa.

En ese sentido, Jesús es el amigo que “nos acompaña y nos enseña a rezar. Y nuestra oración debe ser así, trinitaria. Tantas veces: ‘¿Pero usted cree?’: ‘¡Sí! ¡Sí!’; ¿En qué cree?’; ‘¡En Dios!’; ‘¿Pero qué es Dios para usted?’; ‘¡Dios, Dios!’. Pero Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe! Existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: son personas, no son una idea en el aire… ¡Este Dios spray no existe! ¡Existen las personas!”.

“Jesús es el compañero de camino que nos da lo que le pedimos; el Padre que nos cuida y nos ama; y el Espíritu Santo que es el don, es ese plus que da el Padre, lo que nuestra conciencia no osa esperar”, culminó.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
6 octubre 2014 1 06 /10 /octubre /2014 15:45

Evangelio: Lucas 10, 25-37
"¿Quién es mi prójimo?"

En aquel tiempo se presentó un letrado y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: "Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?" El le dijo: "¿Qué está escrito en la Ley?, ¿qué lees en ella?" El letrado contestó: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo" El le dijo: "Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida" Pero el letrado, queriendo aparecer como justo, preguntó a Jesús: "¿Y quién es mi prójimo?" Jesús le dijo: "Un hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó en una posada y lo cuidó. Al día siguiente sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: "Cuida de él, y lo que gastes de más, yo te lo pagaré a la vuelta. ¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos?" El letrado contestó: "El que practicó la misericordia con él" Díjole Jesús: "Anda, haz tu lo mismo".

Mi comentario:

Seguramente todos, o la gran mayoría, nos preocupamos por nuestros parientes más cercanos (nuestro núcleo familiar); bastantes pero ya no la gran mayoría se preocupan en adición de sus parientes no tan cercanos y de las personas más cercanas (amigos, compañeros de trabajo, empleados, etc.), pero esto no es suficiente, esto lo hacen también los paganos, los ateos, los agnósticos.

Jesús nos pone el ejemplo el cuidar, ayudar y gastar en uno que no conocemos, que no sabemos si es bueno o malo, que símplemente sabemos que en ese momento necesita ayuda. No condiciona la ayuda a la bondad del necesitado. Los cristianos debemos ser y obrar como Jesús nos lo ha dicho: Amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda tu alma, con todas nuestras fuerzas y con todo nuestro ser, y al prójimo como a nosotros mismos, y el prójimo son todos. Debemos, como Jesús, ser camino, verdad y vida. Camino, obrando rectamente, cumpliendo nuestras obligaciones, siendo responsables (de nosotros y de quienes somos respondables por nuestra condición de padres, tíos, hijos, abuelos, jefes, etc.) y dando buen ejemplo. Verdad, siendo sinceros, coherentes con nuestra fe, honrados y honestos. Y Vida, ofreciendo todos nuestros actos a Dios, defendiendo la vida (no el aborto ni la eutanasia) y dando amor a los demás (practicar la misericordia con el prójimo). 

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
6 octubre 2014 1 06 /10 /octubre /2014 15:36

VATICANO, 05 Oct. 14 / 10:39 am (ACI/EWTN Noticias).- Al concluir la Misa con la que inauguró el Sínodo de la Familia en el Vaticano, el Papa Francisco pidió a los fieles que la Biblia no solo se tenga en cada hogar, sino que sea leída y reflexionada diariamente.

Mientras en la Plaza San Pedro los Hermanos Paulinos distribuían gratuitamente miles de Biblias para celebrar el centenario de su fundador, el Beato Giacomo Alberione, el Pontífice destacó que “para que la familia pueda caminar bien, con confianza y esperanza, es necesario que sea nutrida por la Palabra de Dios. Por esto es una feliz coincidencia que precisamente hoy nuestros hermanos Paulinos hayan querido realizar una gran distribución de la Biblia, aquí en la Plaza y en tantos otros lugares”.

“Entonces hoy, mientras se abre el Sínodo para la Familia, con la ayuda de los Paulinos podemos decir: ¡una Biblia en cada familia! ¡Una Biblia en cada familia!”

“La Biblia –siguió el Pontífice- no es para colocarla en una repisa, sino para tenerla a la mano, para leerla a menudo, cada día, ya sea individualmente que juntos, marido y mujer, padres e hijos, tal vez por la noche, especialmente el domingo”.

El Papa Francisco inauguró este domingo  la Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”.

Al concluir el Angelus, el Santo Padre invitó “a todos a apoyar los trabajos del Sínodo con la oración, invocando la Madre, la materna intercesión de la Virgen María”.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
4 octubre 2014 6 04 /10 /octubre /2014 16:06

Salmo Responsorial: 118
"Haz brillar, Señor, tu rostro sobre tu siervo."

Enséñame a gustar y a comprender, / porque me fío de tus mandatos. R. Me estuvo bien el sufrir, / así aprendí tus mandamientos. R. Reconozco, Señor, que tus mandamientos son justos, / que con razón me hiciste sufrir. R. Por tu mandamiento subsisten hasta hoy, / porque todo está a tu servicio. R. Yo soy tu siervo: dame inteligencia, / y conoceré tus preceptos. R. La explicación de tus palabras ilumina, / da inteligencia a los ignorantes. R.

Mi comentario:

Dios permite nuestro sufrimiento pues hizo a todos los hombres libres, pero espera nuestra fidelidad, que aprendamos de nuestros errores y de los ajenos. Los mandamientos de Dios y sus palabras nos iluminan, nos dan inteligencia y sabiduría. Hagamos siempre la voluntad de Dios, fiémonos de sus preceptos, que son justos, y tengamos siempre la esperanza que así contribuimos al bien, a la paz, al amor, al reino de Dios en este mundo y a que vayamos más personas al cielo. 

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
3 octubre 2014 5 03 /10 /octubre /2014 15:47

Evangelio: Lucas 10, 13-16
"Quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado"

En aquel tiempo dijo Jesús: "¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! Si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidos de sayal y sentados en la ceniza. Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras. T tú, Cafarnaúm, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al abismo. Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha; quien a vosotros os rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado".

Mi comentario:

Nosotros hemos recibido la palabra de Dios, nos han enseñado la Biblia y los mandamientos, los sacramentos y las virtudes. Que no suceda en nuestro juicio personal que Dios nos reproche todo lo que nos dió y mostró y nosotros no respondimos adecuadamente, porque entonces el juicio será duro para nosotros, más duro que para los que no recibieron el don de la fe. Si hemos recibido mucho, debemos dar mucho. Si no somos sacerdotes o religiosas, debemos apoyar a nuestros sacerdotes y religiosas, pero también debemos hacer el apostolado del ejemplo (dar buen ejemplo) y defender la causa de Dios (la vida, la verdad, la justicia).

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
3 octubre 2014 5 03 /10 /octubre /2014 15:41

Salmo Responsorial: 138
"Guíame, Señor, por el camino eterno."

Señor, tú me sondeas y me conoces; / me conoces cuando me siento o me levanto, / de lejos penetras mis pensamientos; / distingues mi camino y mi descanso, / todas mis sendas te son familiares. R. ¿Adónde iré lejos de tu aliento, / adónde escaparé de tu mirada? / Si escalo el cielo, allí estás tú; / si me acuesto en el abismo, allí te encuentro. R. Si vuelo hasta el margen de la aurora, / si emigro hasta el confín del mar, / allí me alcanzará tu izquierda, / me agarrará tu derecha. R. Tú has creado mis entrañas, / me has tejido en el seno materno. / Te doy gracias, / porque me has escogido portentosamente, / porque son admirables tus obras. R.

Mi comentario:

Nada podemos ocultar a Dios, Él sabe nuestras intenciones y nuestros actos, palabras, pensamientos y omisiones. Si queremos hacer el bien debe ser por amor a Dios y al prójimo. Si amamos mucho a Dios y al prójimo nos nacerá hacer siempre lo correcto. Santifiquemos el nombre de Dios con todos nuestros pensamientos, palabras y obras, e incluso nuestras abstenciones.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
1 octubre 2014 3 01 /10 /octubre /2014 15:21

VATICANO, 30 Sep. 14 / 09:49 am (ACI).- El Papa Francisco dedicó su homilía de hoy en la Misa que presidió en la Casa Santa Marta a reflexionar sobre la actitud de algunos que se enojan con Dios ante “cosas pequeñitas” y deciden, por ejemplo, no volver a Misa; y alentó en cambio a todos a rezar siempre por quienes sufren de verdad como los cristianos perseguidos o los ancianos enfermos.

Según señala Radio Vaticano, el Papa centró su homilía en la primera lectura de hoy del libro de Job en la que aparece maldiciendo su vida ante el drama que le ha tocado vivir al perderlo todo, y recordó a los que viven “grandes tragedias”, como los cristianos expulsados de sus casas a causa de su fe.

El Papa recordó que Job “fue puesto a prueba”. “Perdió toda su familia; perdió todos sus bienes; perdió la salud y todo su cuerpo se convirtió en una llaga, una llaga asquerosa”. En ese momento “perdió la paciencia y dijo esas cosas feas”. Pero él estaba acostumbrado a hablar con la verdad y esa es la verdad que “él siente en aquel momento”. También Jeremías “usa casi las mismas palabras: ‘¡Maldito el día en que nací!’”. “¿Pero este hombre blasfema? Es la pregunta que hago. Este hombre que está solo, así, en ese momento, ¿blasfema?”.

El Pontífice dijo luego que “Jesús, cuando se lamenta –‘Padre, ¡por qué me has abandonado!’- ¿blasfema? El misterio es éste. Tantas veces yo he escuchado a personas que están viviendo situaciones difíciles, dolorosas, que han perdido tanto o se sienten solas y abandonadas y vienen a lamentarse y hacen estas preguntas: ¿Por qué? ¿Por qué? Se rebelan contra Dios. Y yo digo: ‘Sigue rezando así, porque también ésta es una oración’. Era una oración cuando Jesús dijo a su Padre: ‘¡Por qué me has abandonado!’”.

Es una “oración la que hace Job aquí. Porque rezar es llegar a ser verdad ante Dios. Y Job no podía rezar de otro modo”. “Se reza con la realidad, la verdadera oración viene del corazón, del momento que uno vive. Es la oración de los momentos de oscuridad, de los momentos de la vida donde no hay esperanza, donde no se ve el horizonte”.

El Papa Francisco señaló luego que “tanta gente, tanta hoy, está en la situación de Job. Tanta gente buena, como Job, no entiende lo que le ha sucedido, por qué es así. Tantos hermanos y hermanas que no tienen esperanza. Pensemos en las tragedias, en las grandes tragedias, por ejemplo estos hermanos nuestros que por ser cristianos son echados de sus casas y pierden todo: ‘Pero, Señor, yo he creído en ti. ¿Por qué? ¿Creer en Ti es una maldición, Señor?’”.

“Pensemos en los ancianos dejados de lado, pensemos en los enfermos, en tanta gente sola, en los hospitales”. Por toda esta gente, y “también por nosotros cuando vamos por el camino de la oscuridad la Iglesia reza. ¡La Iglesia reza! Y toma sobre sí este dolor y reza”.

Y nosotros, “sin enfermedades, sin hambre, sin necesidades importantes cuando tenemos un poco de oscuridad en el alma, nos creemos mártires y dejamos de rezar”. Y hay quien dice: “¡Estoy enojado con Dios, no voy más a Misa!”. “Pero, ¿por qué?” La respuesta, dijo, es “por una cosa pequeñita”. Francisco recordó que Santa Teresita del Niño Jesús, en los últimos meses de su vida, “trataba de pensar en el cielo, y sentía dentro de sí como si una voz le dijera: ‘Pero no seas tonta, no te crees fantasías. ¿Sabes qué cosa te espera? ¡Nada!’”.

El Papa prosiguió: “tantas veces pasamos por esta situación, vivimos esta situación. Y tanta gente que cree que terminará en la nada. Y ella, Santa Teresa, rezaba y pedía fuerza para ir adelante, en la oscuridad. Esto se llama entrar en paciencia. Nuestra vida es demasiado fácil, nuestros lamentos son lamentos teatrales. Ante estos, ante estos lamentos de tanta gente, de tantos hermanos y hermanas que están en la oscuridad, que prácticamente han perdido la memoria, la esperanza – que viven ese exilio de sí mismos, son exiliados, también de sí mismos – ¡nada! Y Jesús ha hecho este camino: de la noche al Monte de los Olivos hasta la última palabra de la Cruz: ‘Padre, ¡por qué me has abandonado!’”.

Francisco indicó por último dos cosas que pueden servir ante esta situación: “primero: prepararse, para cuando vendrá la oscuridad”, que quizá no sea tan dura como la de Job, si bien, dijo “tendremos un tiempo de oscuridad. Preparar el corazón para aquel momento”.

Lo segundo es “rezar, como reza la Iglesia, con la Iglesia por tantos hermanos y hermanas que padecen el exilio de sí mismos, en la oscuridad y en el sufrimiento, sin esperanza a la mano”. Es la “oración de la Iglesia –concluyó el Papa– por estos tantos ‘Jesús que sufren, que están por doquier”.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
29 septiembre 2014 1 29 /09 /septiembre /2014 15:18

VATICANO, 29 Sep. 14 / 02:14 am (ACI/EWTN Noticias).- El Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, intervino en el debate sobre el terrorismo que se celebró el pasado miércoles 24 de septiembre en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre las ''Amenazas a la paz y a la seguridad internacional causadas por actos terroristas''.

Antes de comenzar, el Cardenal felicitó a los Estados Unidos por la asunción de la Presidencia del Consejo de seguridad y aplaudió la oportuna convocatoria al debate ''en un momento en el que todas las regiones del mundo se enfrentan a los efectos inhumanos del terrorismo”.

El Purpurado dijo que “no es un fenómeno que aflige sólo a algunos pueblos, religiones y regiones, sino un crimen que afecta a toda la comunidad internacional. El uso constante, y en algunas regiones cada vez más intenso, del terrorismo nos recuerda que ese desafío común requiere un compromiso compartido por todas las naciones y todas las personas de buena voluntad''.

El Cardenal dijo que la cooperación internacional debe abordar las causas fundamentales de las que el terrorismo se alimenta para crecer destacando, entre ellas el fuerte componente cultural.

''Los jóvenes que van al extranjero para unirse a las organizaciones terroristas a menudo proceden de familias de emigrantes pobres, decepcionados por lo que perciben como una situación de exclusión y falta de valores de algunas sociedades opulentas”.

“Junto con las herramientas legales y los recursos para impedir que los ciudadanos se conviertan en combatientes terroristas extranjeros –prosiguió– los gobiernos deben comprometerse con la sociedad civil para hacer frente a los problemas de las comunidades con mayor riesgo de reclutamiento y de radicalización y conseguir su integración social serena y satisfactoria''.

''La Santa Sede –que es un sujeto internacional que representa también a una comunidad de fe mundial– afirma que las personas de fe tienen la gran responsabilidad de condenar a aquellos que tratan de separar la fe de la razón y de instrumentalizarla para justificar la violencia”.

Para concluir, el Cardenal Parolin dijo que “al mismo tiempo, sin embargo, debe tenerse en cuenta -finalizó-que para poner fin al nuevo fenómeno del terrorismo, el objetivo es lograr el entendimiento cultural entre los pueblos y países, y que la justicia social es esencial para todos''.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
29 septiembre 2014 1 29 /09 /septiembre /2014 15:16

ROMA, 28 Sep. 14 / 07:23 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Centro Internacional para el Diálogo Interreligioso e Intercultural Rey Abdalá bin Abdulaziz (KAICIID), con sede en Nueva York (EE.UU) formuló ayer una declaración de principios, para enfrentar conjuntamente la violencia y la crisis humanitaria en el norte de Irak y Siria, así como en otras regiones del mundo.

La declaración fue también aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración del KAICIID, en el que están representadas las principales religiones del mundo: budismo, cristianismo, hinduismo, islam y judaísmo.

El texto está también firmado por los ministros de Exteriores de Austria, Arabia Saudita y España, así como por el Padre Miguel Ángel Ayuso Guixot, M.C.C.J., Secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, en calidad de Observador de la Santa Sede.

''Frente al conflicto'' es el título de la Declaración que reproducimos a continuación gracias al Vatican Information Service:

''Creemos en la santidad de la vida y de la dignidad inherente a la persona. Creemos que la religión favorece el respeto y la reconciliación. Creemos que el diálogo entre personas de diferentes religiones y culturas es el camino hacia la paz y la cohesión social duradera.

Afirmamos los propósitos y principios consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en particular el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Estos derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana son el fundamento de la libertad, la justicia y la paz en el mundo.

Condenamos los conflictos violentos en el mundo y, todavía más, la violencia cometida en nombre de la religión; pedimos el fin de la hostilidad violenta. Deploramos la pérdida de vidas y elogiamos a los que tratan de aliviar el sufrimiento, así como aquellos que se esfuerzan por promover el bienestar, la armonía y la paz. Nos oponemos a la instrumentalización de la religión para hacer la guerra.

Condenamos enérgicamente el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, sea quien sea el que lo cometa, y cualesquiera que sean qué propósitos. Condenamos el discurso del odio y del extremismo que incitan a la violencia y alimentan el prejuicio. El KAICIID combate los prejuicios y la intolerancia, en todas sus formas.

El KAICIID se propone contrarrestar el abuso de la religión para justificar la opresión, la violencia y el conflicto y facilitar la resolución pacífica llamando a las partes en conflicto a la mesa de diálogo. Seguiremos mejorando el diálogo interreligioso e intercultural con el fin de fomentar el respeto, la comprensión y la cooperación entre las personas.

Decidimos promover el respeto mutuo y la comprensión entre los seguidores de todas las religiones y los pueblos de todas las culturas, en particular a través del diálogo. Mirémonos unos a otros como hermanos y hermanas y apreciemos la diferencia como enriquecimiento en lugar de temer la ‘alteridad’ como una amenaza”.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo

Presentación

  • : El blog de José Calderón
  • : Este blog presenta hechos actuales a favor y en contra de la vida (aborto, eutanasia, etc.), además noticias a favor y en contra de la fe cristiana y de la iglesia católica, también noticias de las contribuciones actuales de la iglesia católica a la humanidad, y por último artículos pequeños sobre temas de formación para cristianos jóvenes y adultos.
  • Contacto

Pages

Enlaces