Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
20 marzo 2014 4 20 /03 /marzo /2014 14:56

Primera Lectura: Jeremías 17,5-10
"Maldito quien confía en el hombre; bendito quien confía en el Señor"

Así dice el Señor: "Maldito quien confía en el hombre, y en la carne busca su fuerza, apartando su corazón del Señor. Será como un cardo en la estepa, no verá llegar el bien; habitará la aridez del desierto, tierra salobre e inhóspita. Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto. Nada más falso y enfermo que el corazón: ¿quién lo entenderá? Yo, el Señor, penetro el corazón, sondeo las entrañas, para dar al hombre según su conducta, según el fruto de sus acciones."

Comentario:

El que confía en el Señor da fruto incluso cuando todo va mal (guerras, inundaciones, pobreza, enfermedad, etc.). Dios nos dice, como a San Pablo, "te basta mi gracia"; con la gracia de Dios daremos muchos frutos gratos a sus ojos hasta dar completamente nuestra vida por amor a Él y al prójimo.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
14 marzo 2014 5 14 /03 /marzo /2014 14:39

Evangelio: Mateo 5,20-26
"Vete primero a reconciliarte con tu hermano"

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Si no sois mejores que los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: "No matarás", y el que mate será procesado. Pero yo os digo: Todo el que esté peleado con su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano "imbécil", tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama "renegado", merece la condena del fuego.Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Con el que te pone pleito, procura arreglarte en seguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último cuarto."

Comentario:

Debemos ser comprensivos con nuestros hermanos, debemos perdonarlos, debemos condenar el pecado pero no al pecador, sino ayudar al pecador a convertirse. Debemos ser como Jesús, que pasó su vida haciendo el bien, sólo el bien y todo el bien de debía hacer, en vez de criticar y condenar a los demás (lo cual legíticamente podría haber hecho). Debemos pedir perdón cuando nosotros somos los que hemos faltado a un prójimo. Debemos sacrificarnos por el bien de todos como Jesucristo lo hizo por nosotros.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
14 marzo 2014 5 14 /03 /marzo /2014 14:33

Primera Lectura: Ezequiel 18,21-28
"¿Acaso quiero yo la muerte del malvado, y no que se convierta de su conducta y que viva?"

Así dice el Señor Dios: "Si el malvado se convierte de los pecados cometidos y guarda mis preceptos, practica el derecho y la justicia, ciertamente vivirá y no morirá. No se le tendrán en cuenta los delitos que cometió, por la justicia que hizo, vivirá. ¿Acaso quiero yo la muerte del malvado -oráculo del Señor-, y no que se convierta de su conducta y que viva? Si el justo se aparta de su justicia y comete maldad, imitando las abominaciones del malvado, ¿vivirá acaso?; no se tendrá en cuenta la justicia que hizo: por la iniquidad que perpetró y por el pecado que cometió, morirá.Comentáis: "No es justo el proceder del Señor." Escuchad, casa de Israel: ¿Es injusto mi proceder?, ¿o no es vuestro proceder el que es injusto? Cuando el justo se aparta de su justicia, comete la maldad y muere, muere por la maldad que cometió. Y cuando el malvado se convierte de la maldad que hizo y practica el derecho y la justicia, él mismo salva su vida. Si recapacita y se convierte de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá."

Mi comentario:

Claramente Dios quiere que nos convirtamos y que practiquemos el bien, y que seamos mejores cada día. Creo yo que en nuestro juicio personal Dios nos tomará en cuenta todo el bien y todo el mal que hicimos, no bastará con convertirnos al final de nuestra vida habiendo hecho el mal durante ella, creo que Dios pondrá en una balanza todo el bien y el mal que hicimos y nos juzgará con justicia.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
7 marzo 2014 5 07 /03 /marzo /2014 14:45

Primera Lectura: Isaías 58,1-9a
"El ayuno que quiere el Señor"

Así dice el Señor Dios: "Grita a plena voz, sin cesar, alza la voz como una trompeta, denuncia a mi pueblo sus delitos, a la casa de Jacob sus pecados. Consultan mi oráculo a diario, muestran deseo de conocer mi camino, como un pueblo que practicara la justicia y no abandonase el mandato de Dios. Me piden sentencias justas, desean tener cerca a Dios. "¿Para qué ayunar, si no haces caso?; ¿mortificarnos, si tú no te fijas?" Mirad: el día de ayuno buscáis vuestro interés y apremiáis a vuestros servidores; mirad: ayunáis entre riñas y disputas, dando puñetazos sin piedad. No ayunéis como ahora, haciendo oír en el cielo vuestras voces. ¿Es ése el ayuno que el Señor desea, para el día en que el hombre se mortifica?, mover la cabeza como un junco, acostarse sobre saco y ceniza, ¿a eso lo llamáis ayuno, día agradable al Señor?El ayuno que yo quiero es éste: Abrir las prisiones injustas, hacer saltar los cerrojos de los cepos, dejar libres a los oprimidos, romper todos los cepos; partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, vestir al que ves desnudo, y no cerrarte a tu propia carne. Entonces romperá tu luz como la aurora, en seguida te brotará la carne sana; te abrirá camino la justicia, detrás irá la gloria del Señor. Entonces clamarás al Señor, y te responderá; gritarás, y te dirá: "Aquí estoy.""

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
7 marzo 2014 5 07 /03 /marzo /2014 14:33

VATICANO, 07 Mar. 14 / 07:12 am (ACI).- “¿Me avergüenzo de la carne de mi hermano, de mi hermana?”. Fue una de las preguntas en la homilía del Papa Francisco, durante la Misa de la mañana de este viernes en la Casa de Santa Marta, que resaltó además que la vida de fe está estrechamente ligada a una vida de caridad hacia los pobres, sin la cual aquello que se profesa es sólo hipocresía.

Según señala Radio Vaticano, el Santo Padre dijo que el ayuno, de acuerdo a la visión de Dios, consiste en “soltar las cadenas injustas”, “dejar en libertad a los oprimidos”, pero también “compartir tu pan con el hambriento y albergar a los pobres sin techo”, “cubrir al que veas desnudo”.

“¡Aquél es el ayuno que quiere el Señor! Ayuno que se preocupa por la vida del hermano, que no se avergüenza -lo dice el mismo Isaías- de la carne del hermano. Nuestra perfección, nuestra santidad va delante con nuestro pueblo, en el cual hemos sido elegidos e insertados. Nuestro acto de santidad más grande está precisamente en la carne del hermano y en la carne de Jesucristo”.

“El acto de santidad de hoy, nuestro, aquí, en el altar, no es un ayuno hipócrita: ¡es no avergonzarse de la carne de Cristo que hoy viene aquí! Es el misterio del Cuerpo y de la Sangre de Cristo. Es ir a compartir el pan con el hambriento, a curar a los enfermos, los ancianos, aquellos que no pueden darnos nada a cambio: ¡no avergonzarse de la carne, es eso!”.

El Santo Padre explicó que el cristianismo no es una regla sin alma, un prontuario de observancias formales para gente que pone la cara buena de la hipocresía para esconder un corazón vacío de caridad. El cristianismo es la “carne” misma de Cristo que se inclina sobre el que sufre sin avergonzarse.

Para explicar esta contraposición, el Papa retomó el diálogo del Evangelio de hoy entre Jesús y los doctores de la ley, que critican a los discípulos por el hecho de no respetar el ayuno, a diferencia de ellos y de los fariseos que en cambio lo practican mucho. El hecho, objetó el Pontífice, es que los doctores de la ley habían transformado la observancia de los Mandamientos en una “formalidad”, cambiando la “vida religiosa” en “una ética” y olvidando su raíz, o sea “una historia de salvación, de elección, de alianza”:

“Recibir del Señor el amor de un Padre, recibir del Señor la identidad de un pueblo y luego transformarla en una ética es rechazar aquel don de amor. Esta gente hipócrita son personas buenas, hacen todo aquello que se debe hacer. ¡Parecen buenas! Son éticos, pero éticos sin bondad, porque ¡han perdido el sentido de pertenencia a un pueblo! El Señor da la salvación al interior de un pueblo, en la pertenencia a un pueblo”.

El ayuno que propone Dios, dijo asimismo el Papa, es “el ayuno de la bondad”. Es el ayuno del que es capaz el Buen Samaritano, que se inclina sobre el hombre herido, y no es aquel del sacerdote, que mira al mismo desventurado pero sigue adelante, quizás por miedo de contaminarse. Y entonces “ésta es hoy la propuesta de la Iglesia: ¿me avergüenzo de la carne de mi hermano, de mi hermana?”:

“Cuando doy limosna, ¿dejo caer la moneda sin tocar la mano? Y si por casualidad la toco, ¿la retiro de inmediato? Cuando doy limosna, ¿miro a los ojos de mi hermano, de mi hermana? Cuando sé que una persona está enferma, ¿voy a encontrarla? ¿La saludo con ternura?”

Para concluir, el Papa Francisco dijo que “hay una señal que tal vez nos ayudará, es una pregunta: ¿sé acariciar a los enfermos, los ancianos, los niños o he perdido el sentido de la caricia? ¡Aquellos hipócritas no sabían acariciar! Se habían olvidado… No avergonzarse de la carne de nuestro hermano: ¡es nuestra carne! Seremos juzgados por el modo en el que nos comportamos con este hermano, con esta hermana”.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
6 marzo 2014 4 06 /03 /marzo /2014 15:04
ROMA, 05 Mar. 14 / 11:46 am (ACI).- En la entrevista publicada hoy simultáneamente por los diarios La Nación (Argentina) y Corriere della Sera, el Papa Francisco resaltó la “genialidad profética” de la encíclica Humanae Vitae del Papa Pablo VI, en la que se trata el tema de la regulación natural de la natalidad y los diversos problemas que se generarían en la familia y la sociedad debido a los anticonceptivos y la mentalidad anti-vida que está detrás de ellos..

En dicha encíclica, Pablo VI alertó sobre las consecuencias que tendría el uso de métodos anticonceptivos tales como el “camino fácil y amplio” que se abriría a la infidelidad conyugal y a la degradación general de la moralidad, la pérdida de respeto a la mujer, y el uso de estos métodos como políticas de estado por parte de autoridades públicas despreocupadas de las exigencias morales.

En el diálogo con La Nación y Corriere della Sera, el Papa Francisco recuerda que en la citada encíclica, el “propio Pablo VI, hacia el final, recomendaba a los confesores mucha misericordia y atención a las situaciones concretas. Pero su genialidad fue profética, pues tuvo el coraje de ir contra la mayoría, de defender la disciplina moral, de aplicar un freno cultural, de oponerse al neomalthusianismo presente y futuro”.

“El tema no es cambiar la doctrina, sino ir a fondo y asegurarse de que la pastoral tenga en cuenta las situaciones de cada persona y lo que esa persona puede hacer. También de eso se discutirá en los preliminares del sínodo”.

Sobre el asunto del llamado “testamento biológico” y el fin de la vida, el Santo Padre dijo no ser un especialista en cuestiones bioéticas, pero indicó que “la doctrina tradicional de la Iglesia dice que nadie está obligado a usar métodos extraordinarios cuando alguien está en su fase terminal”.

“Pastoralmente, en estos casos, yo siempre he aconsejado los cuidados paliativos. En casos más específicos, de ser necesario, conviene recurrir al consejo de los especialistas”, añadió.

Para leer la entrevista completa en castellano, ingrese a: http://www.lanacion.com.ar/1669312-francisco-pintar-al-papa-comosi-fuera-una-especie-de-superman-me-resulta-ofensivo   

Para leer la entrevista completa en italiano, ingrese a: http://www.corriere.it/cronache/14_marzo_04/vi-racconto-mio-primo-anno-papa-90f8a1c4-a3eb-11e3-b352-9ec6f8a34ecc.shtml 

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
4 marzo 2014 2 04 /03 /marzo /2014 16:39

Evangelio: Marcos 10,28-31

En aquel tiempo, Pedro se puso a decir a Jesús: "Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido." Jesús dijo: "Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más -casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones-, y en la edad futura, vida eterna. Muchos primeros serán últimos, y muchos últimos primeros."

Comentario:

El evangelio de arriba está dirigido a quienes dejan todo para seguir la vida religiosa y/o sacerdotal, pero también, los que no somos religiosos o sacerdotes, siendo solteros o casados, debemos tener a Dios en primer lugar, antes que a los padres, hermanos, hijos, etc., y hacer la voluntad de Dios siempre, aunque nos acarree rechazos, insultos, desprecios, incomprensión, etc. Debemos hacer la voluntad de Dios antes que la de los hombres, porque la de Dios es correcta, en cambio la de los hombres puede estar equivocada. La voluntad de Dios es amor y por amor debemos gastarnos hasta, como Jesús, dar nuestra vida (no necesariamente en 33 años, puede ser en 90, pero cada día y cada instante con espíritu de servicio y por amor a Dios y al prójimo. 

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
3 marzo 2014 1 03 /03 /marzo /2014 17:26

Evangelio: Marcos 10,17-27
"Vende lo que tienes y sígueme"

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: "Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?" Jesús le contestó: "¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre." Él replicó: "Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño." Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: "Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dales el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, luego sígueme." A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico.Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: "¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!" Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: "Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios." Ellos se espantaron y comentaban: "Entonces, ¿quién podrá salvarse?" Jesús se les quedó mirando y les dijo: "Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo."

Mi comentario:

Yo creo que no todos tenemos que hacernos sacerdotes y que la mayoría tenemos que trabajar en distintas empresas y mantener nuestras familias, pero todos debemos poner en primer lugar a Dios y amar a Dios sobre todas las cosas. Luego debemos amar al prójimo más que a nosotros mismos, y en consecuencia, por amor a Dios y al prójimo, trabajar, comprar los bienes que sea necesario, comer, hacer deporte, etc., todo por amor a Dios y al prójimo. De esta manera no tendremos bienes materiales en exceso, ni será nuestra prioridad tenerlos. Seremos exigentes con nosotros mismos, y seremos exigentes con el prójimo en la medida que eso sea bueno para su salvación, siempre por amor y respetando la libertad del prójimo.  

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
3 marzo 2014 1 03 /03 /marzo /2014 17:22

Primera Lectura: I Pedro 1,3-9

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, pura, imperecedera, que os está reservada en el cielo. La fuerza de Dios os custodia en la fe para la salvación que aguarda a manifestarse en el momento final.Alegraos de ello, aunque de momento tengáis que sufrir un poco, en pruebas diversas: así la comprobación de vuestra fe -de más precio que el oro, que, aunque perecedero, lo aquilatan al fuego- llegará a ser alabanza y gloria y honor cuando se manifieste Jesucristo. No habéis visto a Jesucristo, y lo amáis; no lo veis, y creéis en él; y os alegráis con un gozo inefable y transfigurado, alcanzando así la meta de vuestra fe: vuestra propia salvación.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo
3 marzo 2014 1 03 /03 /marzo /2014 14:55

VATICANO, 02 Mar. 14 / 10:43 am (ACI/EWTN Noticias).- En sus palabras previas al rezo del Ángelus, en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco exhortó a los fieles a no poner nuestra seguridad en los bienes de este mundo y acumular riquezas, pues “solamente llevamos al cielo aquello que hemos compartido con los demás”.

El Santo Padre señaló que en la Liturgia de hoy “encontramos una de las verdades más confortantes: la divina Providencia. El profeta Isaías la presenta con la imagen del amor materno lleno de ternura”.

“Y dice así: ‘¿Se olvida una madre de su criatura, no se compadece del hijo de sus entrañas? ¡Pero aunque ella se olvide, yo no te olvidaré!’. ¡Que hermoso es esto! Dios no se olvida de nosotros, de ninguno de nosotros, ¿eh? De ninguno de nosotros, nos recuerda con nombre y apellido. Nos ama y no se olvida. Que hermoso es pensar en esto”.

Francisco indicó que “esta invitación a la confianza en Dios encuentra un paralelo en la página del Evangelio de Mateo: ‘Miren los pájaros del cielo –dice Jesús- ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, y sin embargo, el Padre que está en el cielo los alimenta.… Miren los lirios del campo, cómo van creciendo sin fatigarse ni tejer. Yo les aseguro que ni Salomón, en el esplendor de su gloria, se vistió como uno de ellos’”.

“Pero pensando en tantas personas que viven en condiciones de precariedad, o incluso en la miseria que ofende su dignidad, estas palabras de Jesús podrían parecer abstractas, si no ilusorias. ¡En realidad son más que nunca actuales!”.

El Santo Padre señaló que “nos recuerdan que no se puede servir a dos patrones: Dios y la riqueza. Mientras cada uno busque acumular para sí, jamás habrá justicia. Debemos escuchar bien esto, ¿eh? Mientras cada uno busque acumular para sí, jamás habrá justicia. Si en cambio, confiando en la providencia de Dios, buscamos juntos su Reino, entonces a nadie faltará lo necesario para vivir dignamente”.

“Un corazón ocupado por la furia de poseer es un corazón lleno de esta furia de poseer, pero vacío de Dios. Por eso Jesús ha advertido varias veces a los ricos, porque en ellos es fuerte el riesgo de colocar la propia seguridad en los bienes de este mundo, y la seguridad, la seguridad definitiva, está en Dios”.

El Papa advirtió que “en un corazón poseído por las riquezas, no hay más espacio para la fe. Todo está ocupado por las riquezas, no hay lugar para la fe. Si en cambio se deja a Dios el lugar que le espera, o sea el primer lugar, entonces su amor conduce a compartir también las riquezas, a ponerlas al servicio de proyectos de solidaridad y de desarrollo, como demuestran tantos ejemplos, también recientes, en la historia de la Iglesia”.

“Y así, la Providencia de Dios pasa a través de nuestro servicio a los demás, nuestro compartir con los demás. Si cada uno de nosotros no acumula riquezas solamente para sí sino que las pone al servicio de los demás, en este caso la Providencia de Dios se hace visible como un gesto de solidaridad”.

Por el contrario, dijo el Papa, si “alguien acumula solo para sí, ¿qué le pasará cuando será llamado por Dios? No podrá llevarse las riquezas consigo porque -sepan- la mortaja ¡no tiene bolsillos!”.

“Es mejor compartir, porque solamente llevamos al cielo aquello que hemos compartido con los demás”.

Francisco dijo que “el camino que Jesús indica puede parecer poco realista con respecto a la mentalidad común y a los problemas de la crisis económica; pero, si pensamos bien, nos conduce a la escala justa de valores. Él dice: ‘¿No vale acaso más la vida que la comida y el cuerpo más que el vestido?’”.

“Para hacer que a nadie le falte el pan, el agua, el vestido, la casa, el trabajo, la salud, es necesario que todos nos reconozcamos hijos del Padre que está en el cielo y por lo tanto hermanos entre nosotros, y nos comportemos consecuentemente. Esto lo recordé en el Mensaje para la Paz del 1 de enero: el camino para la paz es la fraternidad: este caminar juntos, compartir las cosas”.

El Santo Padre pidió que “a la luz de la Palabra de Dios de este domingo, invoquemos a la Virgen María como Madre de la divina Providencia”.

“A ella confiamos nuestra existencia, el camino de la Iglesia y de la humanidad. En particular, invoquemos su intercesión para que todos nos esforcemos en vivir con un estilo simple y sobrio, con la mirada atenta a las necesidades de los hermanos más necesitados”, concluyó.

Repost 0
Published by José Calderón - en Buenos
Comenta este artículo

Presentación

  • : El blog de José Calderón
  • : Este blog presenta hechos actuales a favor y en contra de la vida (aborto, eutanasia, etc.), además noticias a favor y en contra de la fe cristiana y de la iglesia católica, también noticias de las contribuciones actuales de la iglesia católica a la humanidad, y por último artículos pequeños sobre temas de formación para cristianos jóvenes y adultos.
  • Contacto

Pages

Enlaces